El largo camino es la historia de una vida entregada al estudio de la filosofía. Durante un periodo de quince años, el narrador pasa por tres etapas a las que dedica cada una de las partes del libro. La primera tiene que ver con la ética y la política, la segunda con la metafísica y la tercera con la biología. 

El tema de la relación del protagonista con Laura ―su pareja― recorre toda la obra y se combina con debates sobre cuestiones como la identidad del yo o las creencias religiosas en un relato que dibuja el contraste entre dos personalidades marcadamente diferentes.

Un libro sobre la dificultad y el esfuerzo humano en la búsqueda de la verdad y un testimonio sobre el problema filosófico de la autoconciencia.